Y ahora 4-72

Por: Germán Vargas Lleras para el periódico El Tiempo

¿Qué nos puede comentar de esta telaraña la ministra Abudinen?

Ya que los organismos de control le están metiendo el diente al sector del Mintic, recomiendo destapar otra madriguera que pinta muy mal. Me refiero a 4-72, empresa pública encargada de los correos nacionales e internacionales y servicios postales, vinculada al Ministerio y, claro, bajo la supervisión de Karen Abudinen.

En 2017 se practicó una auditoría que arrojó 13 hallazgos relacionados con presuntas irregularidades de sobrefacturaciones de servicios, que fueron denunciadas penalmente. Se ordenó parar los pagos a la empresa Macroservicios Express de Colombia, cuyo representante legal es Delio Arturo Henao, para la época contratista de la regional occidente.

En 2021, cuando se abrieron de nuevo las licitaciones de las 8 regionales y una de la ruta nacional para celebrar los contratos de transporte, llamó la atención la denuncia de una presunta colusión, formulada por la Veeduría de Control, a la que no le pararon bolas en el Ministerio.

Traigo a colación estos antecedentes, pues en los meses de marzo a mayo de 2021, 4-72 adjudicó 5 contratos: uno mediante licitación y 4 con invitación abreviada a empresas presuntamente en colusión, es decir que se amangualaron para influir fraudulentamente en estas.

Las empresas beneficiadas en los procesos fueron Macroservicios Express, Megatransportes, Transportes Occidental, Transportes especializados del norte, E cargo, Serfletar y Camarca.

Viendo todo este entramado de sociedades, la pregunta que surge y que habrá que aclarar es si el señor Arturo Henao influyó en 4 o, incluso, en 5 de los contratos adjudicados, cuando se había advertido que una misma firma no podía tener varios contratos.

Muy curiosas y sospechosas coincidencias podrían confirmar las colusiones que tendrá que investigar la Superitendencia de Industria y Comercio en una primera fase, y también la Fiscalía. Van algunas:

¿Por qué Transportes Occidental y Megatransportes tienen igual dirección en Tuluá (calle 27 n.º 43-15)? ¿Por qué Macroservicios Express pagó las pólizas de seriedad de oferta de Transportes Occidental? ¿Por qué el revisor fiscal de Macroservicios le arrienda instalaciones a Transportes Occidental? ¿Por qué la representante legal suplente de Macroservicios, quien es la esposa de Delio Arturo Henao, adquiere las pólizas que luego presenta Transportes Occidental? ¿Cómo puede ser que las certificaciones de experiencia de Transportes Occidental las acredita Macroservicios?

Curioso que los mismos vehículos con las mismas placas se ofertaran en Transportes Occidental y Macroservicios.

Curioso, también, que Macroservicios y Megatransportes se constituyen el mismo día en la Cámara de Comercio de Tuluá.

Una buena pista. El documento de cierre del proceso para Megatransportes lo suscribe María Teresa Henao Sierra, hermana de Arturo Henao, cuando el 100 % de las acciones figuran a nombre de Rubén Darío Marín.

Y ojo porque una de las empresas ganadoras, Transportes Especializados del Norte, demoró la entrega de documentos, con lo que habría que adjudicarle al segundo. ¿Y quién fue el segundo? Pues, nuevamente, Macroservicios.

Hay mucha evidencia de que Arturo Henao no solo es el propietario de Transportes Occidental, sino que tiene intereses en Macroservicios Express y Megatransportes y, posiblemente, en Transportes Especializados del Norte.

¿Qué nos pueden comentar de esta telaraña la ministra Abudinen y en particular el enigmático doctor Víctor Muñoz, secretario de la Presidencia de la República y promotor de Luis Humberto Jiménez, su antiguo compañero de trabajo en Carvajal y luego gerente de 4-72 en la época de adjudicación de los contratos? Lo que es claro es que la empresa va pésimo. Las pérdidas de 2020 superaron los 26.000 millones para el Estado y, de no haberse dado un cambio en la política contable, llegarían a 36.000 millones.

Por cierto, el nuevo gerente presentó una vez más denuncia de estos hechos a la Fiscalía y a la Superintendencia de Industria y Comercio. Las anteriores reposan desde 2017 en la fiscalía 503 local de Bogotá, y las nuevas, a la fecha, no han tenido reparto. Esperaremos pronto conocer de las indagaciones. Y como las cosas avanzan lento se me ocurre pensar en un nuevo reto para la periodista Paola Herrera en La W, quien ya conoce bastante bien el entramado de este sector.

GERMÁN VARGAS LLERAS

* Dirección Fundación Carlos Lleras
5 de septiembre 2021

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/german-vargas-lleras/y-ahora-4-72-columna-de-german-vargas-lleras-615714

Recommended Posts

Dejar un comentario

Germán Vargas LlerasGermán Vargas Lleras